¿POR QUÉ ES TAN IMPORTANTE 9 DE MARZO PARA LAS MUJERES? LA NOTA QUE TODXS DEBEMOS LEER

el9ningunasemueve feminicidios feminismo MANIFESTO undiasinmujeres

¡Queridxs todxs! Si han seguido el avance de nuestro blog, sabrán que desde el inicio buscamos abrir este espacio con el fin de informar a nuestra comunidad con temas no sólo relacionados con moda pero con causas que nos interesan e inspiran y de las que sin duda queremos formar parte.

Hoy queremos hablar sobre los movimientos del 8 y 9 de marzo en México, impulsados principalmente por los más recientes casos de violencia de Ingrid Escamilla y Fátima de tan sólo 7 años: ambas víctimas de feminicidio.

Primeramente, nos interesa profundizar en el significado de la palabra feminicidio: entendido como un crimen de odio, un asesinato hacia una mujer por el solo hecho de ser mujer. Para la RAE, se encuentra definido como el asesinato de una mujer a manos de un hombre por machismo o misoginia.

De acuerdo con el INEGI 10 mujeres son asesinadas a diario, dentro de esos, 1 de cada 10 se cometen contra niñas y adolescentes por debajo de los 17 años de edad. Por otro lado, la ENDIREH demostró que de las mujeres mayores de 15 años que seguimos vivas: 66% hemos sufrido agresión física, 34% emocional, 49% sexual y un 41.3% de esas veces, ha estado a cargo de agresores desconocidos por la víctima, ya sea en espacios públicos o privados.

Ahora, para entender el contexto tan violento en que nos encontramos es necesario comprender que México carga con una cultura machista desde hace décadas, con una misoginia arraigada donde el patriarcado ha dominado a lo largo de estas y por supuesto, tales factores minimizan y vulneran la dignidad de las mujeres, poniendo en riesgo nuestras vidas a diario.

Todos estos datos forman parte de una realidad muy cruda, de una pesadilla de la que necesitamos despertar ya. Creemos que todas estamos cansadas, completamente agotadas por vivir con tanto miedo. Por tener grupos en WhatsApp exclusivos para enviarnos ubicación en vivo, conversaciones llenas de placas del auto que tomaremos para trasladarnos a nuestra casa un sábado a las 12 del día, de regalar a la otra gas pimienta, de no poder usar vestidos ajustados y salir a la calle… ¿y lo peor? De vivir aterrorizadas por la posibilidad de que algún día una de las personas que amamos la que ya no regrese.

No puedo contar la cantidad de veces que Ana y yo nos hemos sentido inseguras, que nos hemos enviado mensajes porque notamos algo extraño con los conductores que nos llevan de un lado a otro y yo en lo personal no puedo expresar el pánico que siento cuando Ana me envía fotos de como va vestida… ¨sólo por si a caso¨.

Se me hace un nudo en la garganta al momento de redactar esto, necesitamos que nos escuchen, necesitamos dejar de sentirnos vulnerables, necesitamos equidad de género. Y sobretodo comprender este movimiento como una lucha y no sólo de las mujeres, donde si bien se deben respetar los espacios, marchas y demás dinámicas encabezadas por mujeres, preguntarse también como hombres ¿Qué es lo que pueden cambiar hoy en pro del feminismo? ¿Qué comportamientos machistas han replicado consciente e inconscientemente?

Las distintas marchas realizadas el próximo domingo 8 de marzo tanto en la Ciudad de México, como en el Estado (donde la violencia es aún más atroz), y en otras partes de la República, son un grito de auxilio para que el Estado Mexicano reconozca la magnitud de la violencia de género y las reformas que deben cambiar en consecuencia.

Además por supuesto, del paro nacional de mujeres, acompañado por los hashtags #elnueveningunasemueve y #undiasinnosotras, una iniciativa que surge justamente ante la falta de respuesta de las autoridades para frenar y castigar a los autores de innumerables feminicidios.

Las mujeres, representan el 40% del mercado laboral (sin contar los trabajos no remunerados e informales), en cifras, simboliza en un día la pérdida de 37 millones de según el INEGI. La huelga del 9 de marzo, promueve que ninguna mujer asista al trabajo, escuela u otra actividad, que no consuma bienes o servicios, que literalmente sea un día en que todas o al menos la mayoría de las mujeres seamos valoradas por nuestra ausencia y generar consciencia sobre lo que pasaría si un día ya no volvemos.

Ambos movimientos persiguen una reflexión colectiva y un llamado social para reaccionar sobre la gravedad de los feminicidios y los altos y dolorosos indices de violencia en México.

Manifesto les manda todo el amor a todas las mujeres que leen estas líneas. Desde aquí les decimos que en nosotras pueden encontrar empatía, valor y confianza, que nosotras les vamos a creer siempre y que estaremos unidas por el solo hecho de ser mujeres, que no somos competencia y que una guerra como en la que nos encontramos, la vamos a ganar con unión y mucho poder femenino. Y a los hombres que nos leen y quieren formar parte, que se consideran aliados y que realmente se preocupan por lograr un cambio también les aplaudimos y les pedimos que si tienen la oportunidad este lunes: cubran a sus compañeras, esposas, amigas, novias… demuestren su solidaridad y compromiso con un movimiento que puede significar,  trascender y ser punto de partida para muchos cambios a futuro.

 

LXS QUEREMOS MILLONES Y LES ABRAZAMOS EL CORAZÓN A TODAS LAS MUJERES QUE NO SE RINDEN, QUE TIENEN LA VALENTÍA DE HABLAR Y QUE DEMUESTRAN SU RESILIENCIA DÍA TRAS DÍA.

Con más amor que nunca: Ana y Majo.


Older Post Newer Post